Internacionales

Amanda Knox condenada nuevamente por calumnias en Italia

Un tribunal italiano condenó este miércoles a Amanda Knox por calumnias, manteniendo la acusación pese a su exoneración anterior del asesinato de su compañera de piso británica en 2007, cuando ambas eran estudiantes de intercambio en Italia.

Knox fue hallada culpable de acusar erróneamente del asesinato a Patrick Lumumba, propietario congoleño de un bar donde trabajaba a tiempo parcial. La sentencia de tres años no implicará prisión ya que se convalida con el tiempo que Knox ya pasó encarcelada.

Knox, que retornó a Italia por segunda vez desde su liberación en octubre de 2011 para participar en el juicio, no mostró emociones visibles al escuchar el veredicto. Su abogado, Carlo della Vedova, comentó que “Amanda está muy resentida”.

Antes de la audiencia, Knox expresó en redes sociales su deseo de “limpiar mi nombre de una vez por todas de los falsos cargos contra mí”.

El asesinato de Meredith Kercher, de 21 años, en Perugia, atrajo la atención mundial cuando Knox, estudiante de intercambio de Seattle, y su novio italiano, Raffaele Sollecito, fueron señalados como sospechosos.

Los veredictos cambiantes a lo largo de casi ocho años polarizaron a los seguidores del caso tanto en Estados Unidos como en Italia, mientras el asunto se discutía en las redes sociales emergentes.

El nuevo juicio de Knox fue posible gracias a una sentencia de una corte europea que dictaminó que Italia violó sus derechos humanos durante una larga noche de interrogatorios sin la presencia de un abogado ni un traductor competente.

Durante la audiencia del miércoles, Knox pidió a los jueces y al jurado su absolución de la acusación de calumnias. Con voz suave y entrecortada, explicó que acusó a Lumumba debido a la intensa presión policial. “Siento mucho no haber sido lo suficientemente fuerte para resistir la presión de la policía”, dijo Knox.

A su llegada al tribunal, Knox, su esposo, Christopher Robinson, y su equipo legal fueron rodeados por fotógrafos. Una cámara golpeó a Knox en la sien izquierda, según su abogado, Luca Luparia Donati. El esposo de Knox examinó el pequeño bulto en su cabeza mientras estaban en la primera fila de la sala.

A pesar de su exoneración y la condena de un marfileño cuyas huellas y ADN fueron encontrados en la escena del crimen, las dudas sobre el papel de Knox persisten en Italia, en parte debido a la acusación contra Lumumba.

Knox, de 36 años y madre de dos niños pequeños, regresó a Italia tras su liberación en 2011. Un tribunal de apelaciones de Perugia revirtió el veredicto inicial de culpabilidad por asesinato contra Knox y Sollecito. Knox permaneció en Estados Unidos durante dos veredictos más antes de que el alto tribunal italiano absolviera definitivamente a la pareja en marzo de 2015.

El pasado otoño, la Corte Suprema de Casación italiana anuló la condena por calumnias que se había mantenido durante cinco juicios y ordenó repetir el juicio gracias a una reforma judicial de 2022 que permite reabrir casos con violaciones de derechos humanos.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido !!