Internacionales

La isla de basura del Pacífico, colonizada por animales y plantas

Quo

La vida se abre paso en la isla de plástico con especies costeras que, por primera vez, aparecen en mar abierto; las nuevas colonias podrían expandirse desde el Pacífico Norte

La isla de basura o de plástico del Pacífico o, como popularmente se conoce, la gran mancha de basura del Pacífico, es una zona de más de 1,6 millones de kilómetros cuadrados, tres veces la extensión de Francia. Contiene 100 millones de toneladas de desechos de plástico en el centro del giro oceánico del Pacífico Norte, flotando entre California y Hawái.

La isla de basura del Pacífico surgió a partir de la contaminación de ríos, playas y del océano. Una vez que la basura llegó al océano, las corrientes la arrastraron hacia un punto llamado giro oceánico donde el agua se estanca como en un desagüe.

La basura funciona como un arrecife artificial que atrae alimentos

Es el más grande de los cinco giros llenos de basura del mundo: Atlántico Norte, Atlántico Sur, Pacífico Norte, Pacífico Sur y Océano Índico. Los giros se forman cuando los desechos salen al mar por corrientes superficiales y quedan atrapados en grandes masas por corrientes giratorias.

Un estudio reciente realizado por investigadores del Smithsonian Environmental Research Center (SERC), la Universidad de Hawái y el Ocean Voyages Institute ha descubierto que muchas especies costeras, incluidas anémonas, hidroides y anfípodos parecidos a camarones, viven en la masa de residuos plásticos.

Llamaron a estas comunidades neopelágicas, de «neo» que viene del griego y significa nuevo, y «pelágico» también del griego pélagos que es mar abierto.

” alt=”” aria-hidden=”true” />neopelágicas

Comunidad neopelágica con desechos plásticos flotantes en las aguas superficiales del océano Pacífico

Los desechos atraen alimentos

El científico senior de SERC, Greg Ruiz, dijo que el océano abierto no había sido habitable para organismos costeros hasta ahora. Las comunidades neopelágicas están encontrando alimentos gracias a la calma de las aguas, cuyos desechos funcionan como un arrecife que atrae alimentos.

El equipo del Ocean Voyages Institute recogió 103 toneladas de plástico y otros desechos del giro subtropical del Pacífico Norte que luego fue analizado por los científicos del SERC.

La autora principal del estudio, Linsey Haram, explicó que los problemas con el plástico están creando oportunidades para que la biogeografía de las especies costeras se expanda mucho más allá de lo que creíamos posible.

El equipo de investigadores no sabe con seguridad si estas colonias existen fuera del giro subtropical del Pacífico Norte. Sin embargo, a medida que la producción de desechos plásticos globales continúa aumentando, el equipo piensa que es probable que estas comunidades neopelágicas sigan creciendo.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido !!