Juan THOpinión

El Sur también existe

Por Juan TH

“El Sur también existe” es un memorable poema del uruguayo universal Mario Benedetti
que tuvo a bien musicalizar el catalán, también universal, Joan Manuel Serrat, que bien
puede aplicarse en la República Dominicana por ser la región más olvidada y
empobrecida del país, pese a que el presidente Danilo Medina nació en Arroyo Cano, un
pueblo de San Juan de la Maguana, que fue y sigue siendo uno de los más pobres del
país.
El presidente Luís Abinader me invitó a un recorrido por Azua, Barahona y Bahoruco, de
sábado a domingo. Me pareció interesante pues me serviría para descansar y botar el
estrés de la semana. Acepté gustoso. Me sentí privilegiado, más no descansé. Nadie que
esté cerca del presidente puede descansar. El hombre es una máquina de trabajo que
no se detiene nunca, ni en los momentos de ocio cuando su móvil se convierte en un
instrumento útil para impartirle instrucciones a todos los funcionarios, recabar
informaciones de como marchan las cuestiones propias del gobierno, etc. Cuando
aborda el vehículo toma el celular, observa los mensajes, responde no importa la hora,
de día, de noche o de madrugada; igual en el helicóptero: llama, recibe llamadas,
contesta, escribe… no se detiene. Es resultado de la toma de conciencia de un hombre
que asume su responsabilidad con entereza pues encontró un país partido en mil
pedazos por la incapacidad y la corrupción que arropaba prácticamente todas las
instituciones del Estado.
-presidente, en qué momento usted se relaja? – le pregunté. Sonrió levemente y me dijo:
siempre he trabajado mucho, desde que era joven. ya tendré tiempo de descansar y
tomar las cosas con más sosiego. En efecto, el mandatario trabaja entre 15 y 17 horas
todos los días, incluyendo los fines de semana. En la casa avanzo más que en Palacio
donde tengo muchas reuniones y compromisos. -O sea, presidente, que la casa no es un
centro de relajación? -lo interrumpo- Si, pero también de trabajo. ¡Luís es un presidente
a tiempo completo! – ¡Usted no duerme, presidente! – Duermo pocas horas, pero bien.
A las diez de la mañana del sábado el presidente comenzó con el lanzamiento del
programa Ovino-Caprino, en Sábana Yegua, en Azua; posteriormente inaugura dos
lagunas del Proyecto Isura, más adelante el primer picazo para la construcción de dos
Play de béisbol en Ansonia y las Clavellinas, que eran muy solicitados por esas
comunidades. Prosigue con la construcción del acueducto múltiple de Azua. Luego un
almuerzo con los regidores y vocales de la provincia, porque son quienes “están en
contacto permanente con los ciudadanos”. Terminado el almuerzo que preparan los
“Comedores Económicos” -buena comida- se traslada a la inauguración del proyecto de
apartamentos y viviendas en el distrito Emma Balaguer; concluye su recorrido en Azua
con el primer picazo para el remozamiento de la playa de Monte Río. Inmediatamente
partimos hacía Barahona donde otra jornada de trabajo lo esperaba comenzando con
la inauguración de obras grandes y pequeñas, asfalto, construcción de estadios
deportivos, inauguración de una planta de tratamiento y aguas residuales que tenía 20 años dañando el medio ambiente y la salud de los pobladores, que estuvo a cargo de
Wellington Arnaud, director de Inapa. Asistimos a la V Brigada del Ejercito a recorrer sus
instalaciones en compañía del ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa y la plana
mayor del ejército, que fueron remodeladas para que los militares puedan trabajar
dignamente. Allí, los guardias, junto a los funcionarios de todos los niveles, almorzaron
gracias a los Comedores Económicos. Luego subimos al helicóptero presidencial que nos
llevaría a la provincia Bahoruco donde el presidente inauguró un Play de béisbol,
anunciando obras para Neiba, Galván, Tamayo y Villa Jaragua; al salir pasamos por los
“viñedo” probando las buenas uvas que se cosechan en la región, para terminar el
recorrido entregando 566 títulos provisionales a parceleros de tierras que han sido
recuperadas por el gobierno, con la presencia de todos los funcionarios del sector
agropecuario encabezadas por el ministro Limber Cruz y el defensor del Pueblo, Pablo
Ulloa. Antes de las cinco de la tarde iniciamos el camino de regreso después de una
larga jornada de trabajo solucionando muchos de los problemas grandes y pequeños
que dejó la incompetencia y la corrupción de los gobiernos del Partido de la Liberación
Dominicana. A su paso por las calles de pueblo el presidente Abinader baja los cristales
del vehículo y saluda con afecto a la gente que le brinda con entusiasmo respecto,
admiración y cariño.
El presidente Abinader está interesado en desarrollar la región sur del país, no sólo el
Este y el Cibao, ofreciendo todos los recursos disponibles para el sector agroindustrial,
el turismo y zonas francas para generar empleos y riquezas, porque, como dice
Benedetti y canta Serrat, “…pero aquí abajo abajo, cerca de las raíces es donde la
memoria ningún recuerdo omite y hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven,
y así entre todos logran lo que era un imposible, que todo el mundo sepa que el sur también existe”.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido !!